Pan de bacón y cebolla

Pan suave y sabroso

Este pan tiene un ligero aspecto de brioix. El vapor y la cocción proporcionan una corteza colorida y brillante, pero no crujiente.

El bacón (del inglés «bacon» ) es un producto cárnico procedente del cerdo. Consta de la piel y las capas que se hallan bajo la piel, en concreto, de los músculos ventrales. De ahí su nombre en castellano «panceta».

El bacón está compuesto de piel y grasa mezclado con carne, y suele elaborarse, ahumado y consumirse salado, hecho que aporta un gran valor energético (aproximadamente 6 calorías por gramo) así como un gusto muy característico.

Estas características hacen del bacón un ingrediente perfecto para este tipo de pan, en combinación con la cebolla, que le aporta el toque de suavidad y dulzor perfectos para conseguir un buen equilibrio.

Elaborado con harina de media fuerza, es un pan ligero de textura a la vez que nutritivo y sabroso.

El producto final presenta un ligero aspecto de brioix, ya que el vapor y la cocción le proporcionan una corteza colorida y brillante, pero no crujiente, a diferencia de otros panes más habituales.

Por: Juan Carlos Roche

Veure proceso



COMPARTIR: